Como empresa especializada en cajas fuertes en Madrid norte, nos gustaría aprovechar este post para hablarte sobre la historia de estos depósitos de seguridad.

Antes que nada, queremos contarte que las primeras cajas fuertes se fabricaban con madera. Sin embargo, hasta que no comenzó a utilizarse el hierro no ganaron en seguridad, durabilidad y resistencia.

Al parecer, la primera caja fuerte de la historia apareció en la ciudad de Corinto hace unos 2.700 años. En tiempos del Imperio romano, solo los nobles utilizaban estos depósitos de seguridad. Para evitar que les robaran, las clases pudientes utilizaban a sus esclavos como vigilantes.

Como empresa de referencia para cajas fuertes en Madrid norte, queremos explicarte que a finales del siglo XV se popularizó el uso de armarios fuertes, especialmente por la extensión del comercio y los préstamos.

Hubo que esperar, sin embargo, a que la cerradura moderna se inventara, en el siglo XVIII, para reforzar la seguridad en estos depósitos.

En 1829, Alejandro Fichet diseñó una cerradura inviolable. Este hombre es conocido por ser el inventor de la caja fuerte moderna. Además, también fue él quien desarrolló el primer modelo incombustible en el año 1840.

Un poco después, el propio Fichet se comprometió a trabajar con Augusto N. Bauche, líder en la producción de cajas fuertes a nivel industrial. Esta compañía continúa siendo muy importante en nuestros días.

Si quieres adquirir una caja fuerte segura y resistente, no dudes en llamar a Seguridad Rondón, profesionales con una dilatada experiencia en el sector. Además, disponemos de un servicio de apertura de las mismas por si tuvieras problemas con ellas. Pregúntanos sin compromiso para informarte sobre todo lo que necesites.